El Coeficiente de Inteligencia y el Ajedrez.

Coeficiente De Inteligencia Y El Ajedrez.

Este artículo fue escrito por:

I.A Geber Eloy Diaz

Introducción: 

Durante décadas, se han escrito muchos tratados acerca de la importancia del ajedrez y su relación inmediata con el desarrollo de la inteligencia. En español, son muy pocos los trabajos que hablan de estos temas, a través de este espacio y en la medida de las posibilidades, llevaremos al lector, las impresiones dejadas por otros autores en otros idiomas.  Muchas de esas investigaciones se han realizado en países desarrollados y han intervenido personas de diferentes condiciones socio-económicas, religiosas, étnicas,  de edad y sexo. La gran mayoría de esas investigaciones concluyen que el ajedrez es definitivamente un vehículo no solo para el desarrollo de la inteligencia, sino también para canalizarla, asimismo como instrumento de ocio y recreación para el deleite de todos.  

Cabe resaltar que aunque todas las referencias citan  la “experiencia venezolana” muy pocos mencionan la autoría del mismo. Se trata de la Máster en Psicología Social, Profesora de la UPEL y Maestra Nacional de Ajedrez, Edelmira García La Rosa, que entre 1979 y 1982, bajo auspicios del Ministerio de la Inteligencia, realizó experimentos de campo en la población zuliana de Bachaquero con alumnos de 2do grado, demostrando que impartiendo clases de ajedrez sistematizadas, en base a el “Programa de Ajedrez Para Educadores” desarrollado por ella misma, los alumnos lograron un aumento significativo de sus calificaciones en sus áreas escolares con relación al grupo de control. Luego, esas experiencias se confirmaron en Barquisimeto, entre 1984 y 1990, con la participación de 10 escuelas estadales y una población estudiantil cercana a los 15000 alumnos desde primero a sexto grado, se podría afirmar, que unos 60000 estudiantes fueron alfabetizados ajedrecísticamente en esos 6 años.  Lamentablemente, con los cambios de gobiernos y políticas en materia de educación, así como para no darle créditos al gobierno precedente, ese trabajo nunca fue reconocido y sus datos estadísticos, nunca almacenados, que reposan solo en la memoria de sus participantes, donde el autor de esta columna, tuvo la oportunidad de formar parte de dicho equipo.  

Asimismo, La Lic. Edelmira García La Rosa, ha escrito varios libros/folletos relacionados a esa investigación, entre los cuales se recuerda “Un Rey en la Obscuridad”, “El cuento del caballo bobo” y “La Edad del Pensamiento Ajedrecista” entre otros. (NR)    

¿Qué es Cociente de Inteligencia? 

Un cociente de inteligencia o C.I. es un número derivado de un conjunto de pruebas estandarizadas y desarrolladas para medir las habilidades cognitivas (conocimiento) de las personas, o inteligencia, en relación a su grupo-edad. Originalmente, el C.I. Representó el radio (medición promedio) entre la edad mental de la persona y su edad cronológica. 

¿Qué es Inteligencia? 

La inteligencia es  frecuentemente vista por científicos como la capacidad de procesar información, por psicólogos como la habilidad para deducir relaciones, por educadores como la habilidad para aprender y por biólogos como la habilidad para adaptarse al medio ambiente.  

Algunas fuentes dicen que el adulto con el mas alto  C.I. Fue Leonardo Da Vinci, con un C.I. De 220. Por supuesto, el vivió antes del desarrollo de las pruebas de C.I. 

Los primeros trabajos: 

En 1870, Hippolito Taine (1828-1893) estableció que jugando varias partidas de ajedrez a la ciega era un logro en memoria visual y alta inteligencia. Si se hubiera medido en sus días, Taine habría tenido un alto C.I. Taine le preguntó a un  jugador de ajedrez el: ¿cómo él podía comprender su imaginación y como creaba y movía las imágenes, y cómo jugaba ajedrez a la ciega?. Taine creía que el tipo de imaginación usada en ajedrez era un “espejo interno” que reflejaba el preciso estado de las cosas siendo imaginadas. 

En 1893, Alfred Binet (1857-1911) hizo un estudio de las conexiones entre matemáticas y el ajedrez. Después de hacerles preguntas a un largo número de ajedrecistas, él encontró que cerca del 90% de ellos eran buenos calculadores mentales y tenían buena memoria. Por otra parte, él halló que algunos matemáticos jugaban ajedrez, pero no eran fuertes jugadores. 

En 1894, Alfred Binet condujo una los primeros estudios psicológicos hacia el ajedrez. Él investigó las aptitudes para el conocimiento de los maestros de ajedrez. Binet hipotetizó que el ajedrez se basa en las cualidades fenomenológicas de memoria visual. Él halló que solo los maestros de ajedrez eran capaces de jugar ajedrez exitosamente sin ver el tablero y que los jugadores intermedios no les era posible jugar ajedrez a la ciega. Binet encontró que la experiencia, imaginación y la memoria de variables concretas y abstractas eran requisitos para la maestría en ajedrez. Su trabajo fué titulado:  Psychologie des Grands Calculateurs et des Joueurs d’Echecs (Psicología de los Grandes Cálculos de los Jugadores de Ajedrez).  Binet confió mucho en los Maestros de ajedrez tales como: Alphonse Goetz (Campeón Francés en 1914), Rosenthal, Arnous de Riviere, Janowski y Taubenhaus.   

Binet pensó que jugando ajedrez a la ciega podría requerir una fuerte memoria y visualización. Sin embargo, él encontró que éste no era el caso. No fue el jugador experto a las ciegas el que podía visualizar mejor el tablero que el aficionado. Era lo opuesto. El buen jugador de ajedrez no dependía del aspecto visual del juego. Era el aficionado el que intentaba imaginarse el tablero completo. El fuerte jugador a las ciegas usaba un método mas eficiente de guardar la posición en su mente.   

Alfred Binet y su colega, Theodore Simon, crearon la escala Binet-Simon en 1905.  Fué hecha aspirando identificar estudiantes que podrían beneficiarse de ayuda extra en la escuela. Su concepto fue, que a menor C.I. Indicaba que necesitaba mas educación, no una innata habilidad para aprender.  

En 1906, Lewis Terman (1877-1956) decidió ver cuales pruebas mentales podrían hacer en distinguir estudiantes regulares de aquellos brillantes. Una de sus pruebas fue documentar la técnica en el aprendizaje del juego de ajedrez. A la vez, él no estaba enterado del trabajo de Binet y Simon. Terman no encontró significantes diferencias entre estudiantes regulares y brillantes para aprender ajedrez, parcialmente debido a que él había fallado en tomar en cuenta las edades de los estudiantes. Terman definió la inteligencia como la habilidad de adquirir y manipular los conceptos. (En la experiencia cotidiana en la enseñanza de los rudimentos del ajedrez, los profesores se topan con alumnos que no aprenden “a la misma velocidad” que otros, cuando esto se hace en los primeros grados, como kinder y primer grado, es fácil detectar cuando un alumno podrá destacarse de sus colegas y cuando éstos alumnos necesiten de mas tiempo para poder aprender dichos rudimentos.  Podría concluirse que si aplicamos durante un mes el programa de aprendizaje de 8 horas a los alumnos de primer grado, observaremos que como en las demás áreas, unos aprenden con facilidad, otros van a ritmo regular, adaptándose a la clase y otros, decididamente, no aprenden, no porque no les guste, sino porque no pueden, tratándose de un juego cuya complicación fundamental es el movimiento de las piezas, y sus reglas básicas, en especial los caballos y los peones, y enterados que a todo niño le gusta jugar, es una señal indiscutible de saber quien necesita ayuda NR) 

En 1912, el sicólogo alemán William Ster (1871-1938) iconizó la frase “Coeficiente de Inteligencia”, en la cual la puntuación de un estudiante era el cociente de su edad mental probada con su edad actual. La prueba fue usada después por la Armada de los Estados Unidos.    

En 1916, el sicólogo Lewis Terman de la Universidad de Stanford publicó “La Revisión Stanford de la Escala Binet-Simon”, generalmente conocida como la prueba “Stanford-Binet”. 

El mas inteligente de todos: 

William James Sidis (1898-1944) fue considerado como el mas grande de los genios del siglo XX con C.I. Sobre los 250 puntos. El fue un chico prodigio y un dotado matemático. El era capaz de leer periódicos a los 18 meses de edad, enseñarse a si mismo latin a la edad de 2 años, y griego a la edad de 3. A los 4 años había escrito un tratado de anatomía. A los 6 aprendió lógica Aristosteliana y memorizó la Anatomía de Gray. A los 7 pasó la clase de Anatomía de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard. A los 8 sabía 10 idiomas (Inglés, latín, griego, ruso, hebreo, francés, alemán, turco, armenio y un idioma de su propia invención). También a los 8 escribió dos libros de anatomía y dos libros de astronomía. Intentó enrolarse en Harvard a la edad de 9 pasando todos los exámenes, pero no fue aceptado por ser demasiado joven.  A los 11, había logrado la maestría en Matemáticas y Cálculo. En 1909, a la edad de 11, se convirtió en el estudiante mas joven en enrolarse en Harvard. A la edad de 16 se graduó cum laude. Entonces se convirtió en Profesor de Matemáticas en la Universidad de Rice, Texas, pero se aburrió de eso. A los 18 se inscribió en la Escuela de Leyes de Harvard, pero nunca finalizó, la encontró demasiado aburrida. En 1919 se interesó en política, pero fue arrestado por participar en un desfile socialista que terminó en riña. Vivió el resto de sus días en la oscuridad, escribiendo libros usando un seudónimo y coleccionando tranvías. El fue capaz de leer mas de 40 idiomas.  

Los trabajos de investigacion: 

En 1925, tres psicólogos soviéticos, Djakow, Rudik y Petrovsky,  realizaron extensas pruebas a maestros de ajedrez y llegaron a la conclusión de que su poder de memoria  era solo un poco  mayor que la del común (una persona no ajedrecista) En otras áreas, no hubo diferencias. Los investigadores determinaron que el alto logro en ajedrez se basaba en excepcional memoria visual, poder combinatorio, rapidez en el cálculo, poder de concentración y pensamiento lógico.  Habilidades que se obtienen con la práctica del ajedrez y que le son afines. Como nota particular de su trabajo, se puede decir que las herramientas usadas para tal fin, no fueron las apropiadas, pero era lo que tenían para esa época y que posteriormente, otros investigadores han demostrado con sus trabajos que estos científicos estuvieron muy distantes de alcanzar una definición exacta del desarrollo de la inteligencia obtenida con el Ajedrez. (En otros tratados, se les da un crédito positivo a su trabajo, incluso, se establece que fue ese trabajo lo que dio pie al sistema ruso para adoptar el ajedrez como herramienta indispensable en la formación de sus ciudadanos. También  se encuentra, que ellos afirmaron que el ajedrez aumenta al menos, un 15% la inteligencia con relación al grupo de control. NR) 

En 1930, F. Baumgarten estudió a 9 niños prodigios con C.I de 120 hasta 160, incluyendo a un prodigio del ajedrez. Ella halló que ellos parecían ambiciosos, pragmáticos, desconfiaban de aquellos que podrían perjudicar sus carreras, apasionados por sus cualidades y habilidades, sin medio de actuar públicamente y deseosos de usar sus dotes para beneficiar a sus familias.  

En 1938, LL Thirstone (1887-1955)  dividió la inteligencia en 7 habilidades primarias: comprensión verbal, uso de palabras, visualización espacial, facilidad numérica, razonamiento inductivo, memoria asociada y velocidad de percepción.  

En 1942, Leta Hollingsworth estudió niños con C.I. De 180 o mas. Incluyendo a un jugador de ajedrez que llegó a estar rankeado nacionalmente aunque no se conoce la fuente. Ella halló que solo el hablar y leer a temprana edad, fue la diferencia mas marcada entre estos niños y los niños promedio. Ella observó que los niños con alto C.I. No pudieron desarrollar hábitos de trabajo deseables en escuelas para niños con menos C.I. En este caso, los niños con alto C.I. Gastaron un considerable tiempo en ociosidades y soñando despiertos. Consecuentemente, ellos aprendieron a rechazar a la escuela. Ella también notó que los niños con alto C.I. Les era mas difícil encontrar compañeros. Consecuentemente, estos niños con alto C.I. Llegaron a ser socialmente aislados. Hollingsworth creyó que los niños con alto C.I. Necesitaban ser educados contra el ocio y recomendó que los niños con alto C.I. Jugasen ajedrez, donde se encontrarían  con personas de todas la edades, disfrutar y potencialmente podrían asistir a estos niños en abrirles actividades sociales. 

Fuente: Bill Wall (Chess & IQ). NR (Notas del Redactor)

Otras entradas que podrían interesarte

fondo para jesuschess sitio de enseñanza de ajedrez

¿Por qué jugar Ajedrez? ¿Cuáles son los beneficios?

El Ajedrez es un juego para personas de todas las edades: Usted puede aprender a jugar a cualquier edad, a diferencia de muchos deportes, usted no tiene que retirarse. La edad tampoco es un factor determinante cuando busca un oponente, usted puede jugar contra mayores y/o menores de edad que usted.

Beneficio social

En jesusChess queremos llegar a las personas más vulnerables, otorgándoles un beneficio completo para que aprendan el arte del ajedrez.

Solamente completa esta solicitud para evaluarla personalmente, y si pasas a la siguiente fase, te pediré algunos requisitos necesarios para verificar tu situación de vulnerabilidad.

¡POR PRIMERA VEZ, lA COPA AMISTAD!

Torneo GRATIS.

¿Cómo participar? Solo dejanos los siguientes datos y te estaremos indicando los siguientes pasos por correo electrónico.

Plataforma: Lichess | Formato: Online

Modos: Estándar – Pasa piezas – Antichess – Horda – 360 – Tres jaques – Carrera de reyes – Atómico.

Abrir chat
¿Tienes alguna duda o consulta?
Hola 👋 Soy Jesús, no dudes en escribirme si necesitas alguna atención.